♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ VqvGDdq
Conectarse

Recuperar mi contraseña

♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ G1fRczD
Últimos temas
» Shinobi Shinden [Afiliación Élite]
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyDom 15 Dic 2019 - 16:23 por Invitado

» El Cuervo // Afiliación de élite
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyMiér 13 Nov 2019 - 12:35 por Invitado

» Shadow's Light [Cambio de Botón AF. Élite]
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyMar 12 Nov 2019 - 2:24 por Invitado

» ¿La nieve endemoniada o el demonio de las nieves? || Pasado - Libre
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyVie 1 Nov 2019 - 20:53 por Noah Universe

» ¿El encuentro antes del encuentro? || Pasado - Chrom
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyJue 31 Oct 2019 - 21:19 por Giulietta

» ¿Pollitos en fuga? || Misión D - Pasado
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyJue 31 Oct 2019 - 21:16 por Lucy

» [+18] Dos almas, un solo cuerpo ~ [Priv. Lucy | Pasado]
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyMiér 30 Oct 2019 - 23:01 por Lucy

» ¿Una pelirroja con cerveza o una roja cerveza? || Pasado - Gerard
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptyMar 29 Oct 2019 - 23:02 por Lucy

» Highschool of the Dead RPG - Afiliación Elite
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptySáb 26 Oct 2019 - 22:58 por Lucy

» Boku no Hero Rol [Afiliación Élite]
♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ EmptySáb 26 Oct 2019 - 22:53 por Lucy

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 29 durante el Sáb 13 Mayo 2017 - 5:21


Lucy
Admin

Azael
Admin

Astrid
Mod

HAWK-SAMA
MASTER

HAWK-SAMA
MASTER

HAWK-SAMA
MASTER
El foro de Nanatsu no Taizai World se reserva todos los derechos sobre las tramas creadas por la administración; el skin ha sido obtenido de Hitskin y modificado para el uso del foro, al igual que las imágenes, los créditos son otorgados a sus respectivos autores. Todas las tablas son creación propia de Azael. Queda prohibido el uso o replica de contenido de Nanatsu no World sin la previa autorización de los fundadores. Di no al plagio.
Hermanos
El secreto de Gambrinus
Afiliados Élite
Crear foro
© TAIZAI NO MASTER

♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦

Ir abajo

♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦ Empty ♦ La noche de los pétalos carmesí ♦ Pasado | Elizabeth ♦

Mensaje por Éric Von Halen el Dom 22 Sep 2019 - 23:26

Camelot, la tierra de las mil virtudes, donde la paz ha reinado por años y las sonrisas dan la bienvenida a un paraíso sin igual. Sin duda el reino favorito de Éric, y su ciudad real, el lugar ideal para estar en vacaciones. Y eso precisamente estaba haciendo, una simple visita de verano, solitario y distante, algo pensativo, sintiendo que algo le hacía falta en su vida y que su vida no podía seguir igual. Los años pasaban y él se sentía marcado en un mismo sitio, como si no avanzara, un tiempo absoluto y detenido en un plazo largo y distante, solitario, sin piernas, quedado, aletargado... Estaba vacío, y él no se daba cuenta de ello.

Las largas caminatas sobre las grandes calzadas de la ciudad real lo hacían ver, cabizbajo, tan taciturno y aislado, muy sereno como para ser un criminal. No estaba atento a nada, ya no era impulsivo, ni buscaba matar a la primera presa que viese delante. ¿Degollar? Una vanidad innecesaria, ¿Perseguir? Eso hacen los perros con sus colas. Perdía el flujo de su espíritu y su aire se esparcía hasta el infinito sin volver.

El ambiente era algo frío, una neblina se divisaba al horizonte y la noche, resplandeciente por la luz lunar, lo acompañaba en su pérdida de sentidos. De súbito, una luz apareció sobre él, inesperada y fantástica, de colores rojizos, brillante, tan majestuosa que le hizo retroceder unos cuantos pasos y verla bien. No era más que el letrero que daba la bienvenida a un gran bar, dispuesto con mesas de juegos de azar, una gran barra y diferentes ambientes para las clases sociales existentes en esa ciudad. No dudó en entrar y pasarse por la barra, tomar una copa y ver que se la sirvieran hasta el tope. La tomó y se dispuso a caminar, ver, saborear y olfatear todo lo que estaba su alrededor. Y no le costó dar con un pianoforte, de madera maciza, que iba desde la cola hasta las teclas. Los martillos relucían sobre las cuerdas y él, tan solemne como siempre, con su traje matiz negro y un sombrero que le acompañaba casi siempre, se dirigió hasta este y se sentó en el banquito, colocó la copa en el armazón superior, y empezó.

No solía ser esa, pues, la música que solía escucharse en bares, atípica pero no tan disonante, pues al oído cautivaba. Era una simple petición nocturna al destino, que le proveyese de algo que a su alma le regresase ese suspiro nativo de la misma vida. Su mirada era cegada por sus párpados cerrados, su cabeza iba hasta el techado de ese edificio acogedor y sus manos se movían solas. El sonido ya no era más que las cuerdas vibrando, se perdía en un mundo irreal donde era feliz, sin pesares ni tristezas, y suspiraba lentamente mientras hacía cada vez más intenso el sonido producido por el tacto de sus dedos con el instrumento. Pero no sabía qué quería.

Abrió los ojos y lo primero que vio fue su copa de vino tinto, tan tentativo como la sangre mismo, y por simple afán de ver lo que le rodeaba, su cuello fue movido hacia un lado y su cabeza contempló ese cuerpo natural, penetrado por un aroma singular y sugestivo, tan preciso que le hizo terminar su armonía en una simple melodía, viajando de Do hasta Fa y terminando en Re menor. Devolvió la mirada a la copa y no se contuvo de dar un sorbo a esta. ¿Era esa persona lo que el destino le otorgaba? No lo sabía, pero en su mente pensó con su grandísima idiotez: “¿Me dará un buen trabajo? ¿Uno muy bien pagado? De seguro es eso, se le ve. Lo es, será mi mecenas, y viviré feliz viajando... Aunque, ¿Eso no hago ahora?”
Éric Von Halen
Éric Von Halen


Mensajes : 31

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.